Walkscapes
El andar como práctica estética

Un libro de Francesco Careri

Disponible

17,31 €
Bestseller

El andar es un acto cognitivo y creativo capaz de transformar simbólica y físicamente tanto el espacio natural como el antrópico. Este libro narra una historia de la percepción del paisaje a través del acto de caminar: del nomadismo primitivo a las vanguardias artísticas de principios siglo XX, de la Internacional Letrista a la Internacional Situacionista, del minimalismo al land art, Francesco Careri repasa algunas de las propuestas históricas que han concebido el acto de deambular no sólo como una herramienta de configuración del paisaje, sino como una forma de arte autónoma, un instrumento estético de conocimiento y modificación física del espacio atravesado que pasa a convertirse en intervención urbana.

Esta nueva edición actualizada del clásico de Careri incorpora un epílogo del propio autor donde hace un balance de la trayectoria del libro desde que fuera publicado por primera vez en 2002.

Descripción técnica del libro:

14 x 20cm
184 páginas
Español
ISBN/EAN: 9788425225987
Rústica
2013 (2ª edición, 5ª tirada)
2ª edición actualizada
Descripción
Descripción

Detalles

El andar es un acto cognitivo y creativo capaz de transformar simbólica y físicamente tanto el espacio natural como el antrópico. Este libro narra una historia de la percepción del paisaje a través del acto de caminar: del nomadismo primitivo a las vanguardias artísticas de principios siglo XX, de la Internacional Letrista a la Internacional Situacionista, del minimalismo al land art, Francesco Careri repasa algunas de las propuestas históricas que han concebido el acto de deambular no sólo como una herramienta de configuración del paisaje, sino como una forma de arte autónoma, un instrumento estético de conocimiento y modificación física del espacio atravesado que pasa a convertirse en intervención urbana.

Esta nueva edición actualizada del clásico de Careri incorpora un epílogo del propio autor donde hace un balance de la trayectoria del libro desde que fuera publicado por primera vez en 2002.

Francesco Careri (Roma, 1966) es arquitecto y profesor investigador del Departamento de Arquitectura de la Università degli Studi Roma Tre, donde dirige el grupo de investigación Laboratorio Arti Civiche e imparte una asignatura homónima, un curso peripatético en el que se camina interactuando in situ con los fenómenos urbanos emergentes. Con otros arquitectos y artistas, en 1995 fundó el laboratorio de arte urbano Stalker/Osservatorio Nomade, colectivo que lleva a cabo acciones de arte público en la ciudad informal y multicultural, estudios de las microtransformaciones hechas por los habitantes, y proyectos de autoconstrucción. Es autor del libro Constant. New Babylon, una città nomade (2001), Walkscapes (2002) y Pasear, detenerse (2016).
 

Índice de contenidos
Índice de contenidos
Índice
 
Introducción
La ciudad nómada por Gilles A. Tiberghien
 
I. Errare humanum est…
Caín, Abel y la arquitectura
Espacio nómada y espacio errático
Del recorrido al menhir
El benben y el ka
 
II. Anti-Walk
La visita dadaísta
El readymade urbano
La deambulación surrealista
La ciudad como líquido amniótico
De la ciudad banal a la ciudad inconsciente
La deriva letrista
La teoría de la deriva
El archipiélago influencial
Ciudad lúdica contra ciudad burguesa
El mundo como laberinto nómada
 
III. Land Walk
El viaje de Tony Smith
Expansiones de campo
Del menhir al recorrido
Hollando el mundo
El caminante sobre el mapa
La odisea suburbana
El paisaje entrópico
 
IV. Transurbancia
Descalzos por el caos
El archipiélago fractal
Zonzo
 
Walkscapes ten years after
 
Bibliografía
Agradecimientos
Lee un fragmento
Lee un fragmento

Extracto de la introducción

La ciudad nómada
Gilles A. Tiberghien

Con Walkscapes, Francesco Careri ha hecho más que escribir un libro sobre el andar entendido como una herramienta crítica, como una manera obvia de mirar el paisaje, como una forma de emergencia de cierto tipo de arte y de arquitectura. Proporciona también al grupo Stalker, formado en su origen por jóvenes arquitectos todavía estudiantes, una obra que de algún modo enraíza sus actividades en el pasado, construye su genealogía, tal como lo hizo André Breton cuando consideró históricamente el surrealismo como una especie de cola de cometa del romanticismo alemán, y tal como lo hicieron por su parte los románticos de Jena, en su revista Athenaeüm, cuando se apropiaron de Nicolas Chamfort, de Miguel de Cervantes o de William Shakespeare declarándolos románticos avant-la-lettre. Y también como lo hizo Robert Smithson, quien, en su último texto sobre Central Park, veía a Frederick Law Olmstead, su creador, como un ancestro del land art.

Más que a los surrealistas —a quienes sin embargo vuelve a leer oportunamente en el libro, a través de Nadja y El amor loco, de André Breton, o de El campesino de París, de Louis Aragon—, es a Dada y a sus garbeos por la capital, a sus caminatas al azar por la campiña francesa, a lo que Francesco Careri apela. Y, todavía más cercanos a nosotros, son los situacionistas a quienes podrían compararse los Stalker. Ambos grupos comparten su gusto por las investigaciones urbanas, su sensibilidad hacia las transformaciones contemporáneas y hacia los síntomas característicos de una sociedad en proceso de mutación, por no decir de “descomposición”. Ambos han sabido escrutar el inconsciente de la ciudad, del mismo modo que lo hizo Walter Benjamin en su día examinando el París del siglo XIX.

En su artículo “Rome archipel fractal”, Careri ha escrito: “Hemos escogido el recorrido como una forma de expresión que subraya un lugar trazando físicamente una línea. El hecho de atravesar, instrumento de conocimiento fenomenológico y de interpretación simbólica del territorio, es una forma de lectura psicogeográfica del territorio comparable al walkabout de los aborígenes australianos”. Las referencias, por muy implícitas que sean, son suficientemente claras.

Sin embargo, que nadie se lleve a engaño: ni Stalker ni Francesco Careri son por ello unos neo-situ. Es cierto que Stalker constituye un grupo, pero se trata de un grupo completamente informal, y si Francesco Careri y Lorenzo Romito son sus dos teóricos más productivos, no poseen ningún monopolio sobre el tema. Por lo demás, cada uno de los miembros del grupo sabe muy bien lo que debe a todos los demás; su número puede variar entre siete y una veintena de individuos, según el momento. Esta es una diferencia fundamental con respecto a los grupos de vanguardia que jalonan la historia del siglo XX, que reclutaban y excluían alternativamente a sus miembros. En este caso nos encontramos frente a una práctica experimental que va aplicando distintas herramientas teóricas en función de sus necesidades, siempre con un sentido de la oportunidad que le confiere una gran flexibilidad y una considerable movilidad intelectual.

Es cierto que en enero de 1996 el grupo redactó un manifiesto. Sin embargo, su lectura nos puede convencer con bastante rapidez de su carácter no dogmático y de su función esencialmente heurística. Walkscapes es partícipe de este mismo espíritu. Pone en perspectiva una práctica de la que Stalker quiere ser su continuación, su amplificación, su ajuste y —por qué no— en cierto sentido también el cumplimiento de sus objetivos. Francesco Careri ha puesto a disposición del grupo sus investigaciones históricas, y también su inventiva teórica, a través de la práctica del andar tal como él la entiende, propone una nueva lectura de la historia del arte desde la elevación de los menhires, pasando por Egipto y la Grecia Antigua, hasta los artistas del land art. [...]

Copyright del texto: sus autores
Copyright de la edición: Editorial Gustavo Gili SL

La prensa ha dicho
La prensa ha dicho

Walkscapes. El andar como práctica estética

(Álvaro Maldonado, Arquimagazine, 13/01/2014)

Acceder

«Francesco Careri repasa algunas de las propuestas históricas que han concebido el acto de deambular no sólo como una herramienta de configuración del paisaje, sino como una forma de arte autónoma.» (Álvaro Maldonado, Aquimagazine, 13/01/2014)

Ten years after: Walkscapes, un "clásico" posmoderno

(Edmundo Garrido, Revista Ángulo Recto, vol. 6, 2014)

Acceder

«[...] nueva edición de un libro que podemos elevar a 'clásico' por muy posmoderno que se proponga.» (Edmundo Garrido, Revista Ángulo Recto, vol. 6, 2014)

Con nuestros pasos

(Rafael Hernández, Arquitectura Viva n.167, 10/2014)

Descargar

«Una edición renovada con un epílogo donde el autor reflexiona sobre el alcance del mismo diez años después de su primera publicación. [...] Un camino para dejar de lado nuestra percepción incompleta, para alcanzar un 'andar creativo'.» (Rafael Hernández, Arquitectura Viva n.167, 10/2014)

Opiniones

DANOS TU OPINIÓN

Escribir Tu Propia Revisión

Estás revisando: Walkscapes

¿Cómo valoras este producto? *