ENVÍO GRATIS A ESPAÑA en pedidos superiores a 20 €

Vidas construidas
Biografías de arquitectos

 

Casa del Libro9,00 €
Otras tiendas9,00 €
Longseller

El más célebre artista del Renacimiento, Miguel Ángel, renació enamorado de un joven cuando tenía cincuenta años. Bernini se quemó la pierna delante de sus ayudantes para que éstos conocieran el rostro del sufrimiento y pudiesen después cincelar a san Lorenzo. Un criado degolló a la segunda mujer de Frank Lloyd Wright y prendió fuego a la casa que el arquitecto había construido para ella; a partir de ese incendio Wright resurgiría hasta tres veces de las cenizas. En la Viena finisecular, el joven Adolf Loos se convirtió en mecenas de Arnold Schönberg y en el primer coleccionista de los extraños retratos que pintaba Oscar Kokoschka. El escocés Charles Rennie Mackintosh se lo debía todo al té y casi todo lo perdió con el whisky. El mayor proyecto de Antonio Sant’Elia fue un cementerio del que él sería el primer ocupante. Antoni Gaudí dirigió personalmente, desde el Passeig de Gràcia barcelonés, la colocación de todas y cada una de las piezas que formarían la fachada de La Pedrera. Durante la I Guerra Mundial, Walter Gropius permaneció tres días sepultado entre los escombros de una casa en ruinas y durante la segunda contienda Alvar Aalto trabajó para el servicio de espionaje de su joven país. El finlandés vivió lo suficiente como para alcanzar la gloria en vida y demasiado como para mantenerla.

La biografía de los más célebres arquitectos recorre las páginas de Vidas construidas, un álbum de vivencias, una galería de personajes, veinte retratos que narran historias edificadas por clientes osados y artistas aventureros. Del Renacimiento al movimiento moderno, multitud de mecenas, ciudades, materiales, técnicas e invenciones hilvanan unos relatos que quieren mostrar la trastienda humana de la historia de la arquitectura.

Descripción técnica del libro:

250 páginas
Español
ISBN/EAN: 9788425221224
2015 (2ª edición)
Segunda edición revisada (en formato eBook solo está disponible la primera edición)
Descripción
Descripción

Detalles

El más célebre artista del Renacimiento, Miguel Ángel, renació enamorado de un joven cuando tenía cincuenta años. Bernini se quemó la pierna delante de sus ayudantes para que éstos conocieran el rostro del sufrimiento y pudiesen después cincelar a san Lorenzo. Un criado degolló a la segunda mujer de Frank Lloyd Wright y prendió fuego a la casa que el arquitecto había construido para ella; a partir de ese incendio Wright resurgiría hasta tres veces de las cenizas. En la Viena finisecular, el joven Adolf Loos se convirtió en mecenas de Arnold Schönberg y en el primer coleccionista de los extraños retratos que pintaba Oscar Kokoschka. El escocés Charles Rennie Mackintosh se lo debía todo al té y casi todo lo perdió con el whisky. El mayor proyecto de Antonio Sant’Elia fue un cementerio del que él sería el primer ocupante. Antoni Gaudí dirigió personalmente, desde el Passeig de Gràcia barcelonés, la colocación de todas y cada una de las piezas que formarían la fachada de La Pedrera. Durante la I Guerra Mundial, Walter Gropius permaneció tres días sepultado entre los escombros de una casa en ruinas y durante la segunda contienda Alvar Aalto trabajó para el servicio de espionaje de su joven país. El finlandés vivió lo suficiente como para alcanzar la gloria en vida y demasiado como para mantenerla.

La biografía de los más célebres arquitectos recorre las páginas de Vidas construidas, un álbum de vivencias, una galería de personajes, veinte retratos que narran historias edificadas por clientes osados y artistas aventureros. Del Renacimiento al movimiento moderno, multitud de mecenas, ciudades, materiales, técnicas e invenciones hilvanan unos relatos que quieren mostrar la trastienda humana de la historia de la arquitectura.

Anatxu Zabalbeascoa es periodista e historiadora especializada en arquitectura y trabaja para el diario El País, donde escribe también el blog Del tirador a la ciudad. Es autora de varios libros de arquitectura, entre los que destacan Las casas del siglo (1998), Vidas construidas (1998), Minimalismos (2001, con Javier Rodríguez Marcos), Todo sobre la casa (2011) y Chairs. Historia de la silla (2018), todos ellos publicados por la Editorial Gustavo Gili.

Javier Rodríguez Marcos (Cáceres, 1970) estudió filología y trabaja en el diario El País. En 2002 fue premio Ojo Crítico de Radio Nacional de España por el poemario Frágil. Autor del libro de crónicas Un torpe en un terremoto (2011), ha escrito junto a Anatxu Zabalbeascoa Minimalismos (2001), publicado también por la Editorial Gustavo Gili, que dio lugar a la exposición homónima en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.
 

Índice de contenidos
Índice de contenidos
Índice
 
El mismo libro, otro contexto
Prólogo a la segunda edición
 
Arquitectos de su propia fortuna
Prólogo a la primera edición
 
Filippo Brunelleschi (1377-1446)
La astucia como una de las Bellas Artes
 
Miguel Ángel (1475-1564)
La carne del alma
 
Andrea Palladio (1508-1580)
El orden de los factores
 
Gian Lorenzo Bernini (1598-1680)
El príncipe arquitecto
 
Francesco Borromini (1599-1667)
Por la calle de la amargura
 
Christopher Wren (1632-1723)
El arquitecto que conocía el nombre de las estrellas
 
Giambattista Piranesi (1720-1778)
El mundo en la mirada del mundo
 
John Soane (1753-1837)
La ambición de un gentilhombre
 
Antoni Gaudí (1852-1926)
El último constructor de catedrales
 
Frank Lloyd Wright (1867-1959)
El mejor arquitecto del universo
 
Charles Rennie Mackintosh (1868-1928)
Demasiado extraño para un mundo extraño
 
Adolf Loos (1870-1933)
La escenografía del Apocalipsis
 
Walter Gropius (1883-1969)
La Bauhaus con alma
 
Theo van Doesburg (1883-1931)
El holandés errante
 
Ludwig Mies van der Rohe (1886-1969)
More or less
 
Le Corbusier (1887-1965)
La geometría de las emociones
 
Antonio Sant’Elia (1888-1916)
La flaqueza del mito
 
Alvar Aalto (1898-1976)
La gloria amarga
 
Louis I. Kahn (1901-1974)
El lenguaje de las piedras
 
Giuseppe Terragni (1904-1943)
El sueño de la razón produce monstruos
 
Agradecimientos
Lee un fragmento
Lee un fragmento

Texto del prólogo

El mismo libro, otro contexto
Prólogo a la segunda edición

El arquitecto Óscar Tusquets, quien tuvo a bien presentar este libro en Barcelona cuando se publicó la primera edición en 1998, se inventó poco después el premio Década, un galardón destinado a distinguir trabajos terminados diez años antes. Frente a la tendencia a ensalzar espacios concebidos para lucir el día de la inauguración —o de la sesión de fotos— y partiendo de que una obra arquitectónica solo se puede valorar visitándola al cabo de un tiempo de ser construida, aquellos premios buscaban valorar “el envejecimiento, la vigencia y la actualidad” de los proyectos elegidos.

La audacia de los premios Década duró... una década, pero propuso una forma de juzgar que bien podría aplicarse a todas las obras públicas. Incluidos los libros. Más aún, incluidos los libros como este, que, 17 años después de su aparición y después de cinco reimpresiones, vuelve a la calle levemente revisado y con nueva cubierta, es decir, con los mismos vecinos pero con distinta fachada. También el barrio ha cambiado un poco. Cuando se publicó Vidas construidas las biografías escritas en castellano eran aves exóticas en un medio ambiente en el que las grandezas y miserias de los clásicos de la cultura se despachaban como anécdotas de dudosa influencia en lo que de verdad importa. La sombra del estructuralismo era alargada y, pese a sus evidentes beneficios, había llevado al extremo la idea de que la obra se explica por sí misma. (Ya saben: no hablamos una lengua, es la lengua la que nos habla.) Curiosamente, los partidarios de que un edificio o un libro se defiendan solos —algo que nadie duda— suelen ser los mismos que olvidan que esa defensa no se produce en una campana de vacío ajena al dinero o a la ideología. “Antes loco que fascista” fue la consigna que durante años funcionó para Giuseppe Terragni, el arquitecto que cierra este libro.

“¿Quién construyó Tebas, la de las siete Puertas? / En los libros aparecen los nombres de los reyes. / ¿Arrastraron los reyes los bloques de piedra? / Y Babilonia, destruida tantas veces, / ¿quién la volvió siempre a construir? ¿En qué casas / de la dorada Lima vivían los constructores? / ¿A dónde fueron los albañiles la noche en que fue terminada la Muralla China? La gran Roma / está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los erigió?” Afrontar impertinencias como las que plantea Bertolt Brecht en sus célebres “Preguntas de un obrero que lee” fue uno de los motores de este libro, cuyo envejecimiento, vigencia y actualidad juzgarán otros. Sus autores se dan por satisfechos con esta nueva vida y con el puñado de felices casualidades provocadas por estas veinte breves biografías que a veces han tenido, valga la redundancia, vida propia. Así, en una novela de 2002 nos topamos con este párrafo: “No parasteis de hablar durante la noche de los arquitectos que admirabais […]. Adolf Loos, que a todos los sitios adonde iba llevaba una loncha de jamón y un vaso de leche, pues sufría del estómago, y que todo su empeño, cuando estaba a punto de morir, fue tratar de convencer a su enfermera de que aceptara un nuevo diseño de uniforme; Le Corbusier, que terminó viviendo en un bosque, y cuyos últimos amigos fueron un agricultor, un ebanista y los carpinteros que le habían ayudado a construir su cabaña; Wright, que acumuló cuatro biografías distintas a los largo de sus noventa años de vida”. La novela se llama La soñadora y su autor, Gustavo Martín Garzo, señala en una nota final que las muchas “noticias sobre arquitectura” que contiene proceden de la primera versión del libro que el lector tiene ahora en las manos. A los arquitectos modernos que desfilaron por aquella conversación, el libro suma constructores autodidactas —de Filippo Brunelleschi a Miguel Ángel, Andrea Palladio o Christopher Wren— que resultaron precursores a la hora de cuestionar la lejanía de la realidad en la formación académica y a la hora de leer transversalmente la arquitectura para explicarla desde su relación con las matemáticas, el arte, el comercio, la moda o la ciencia.

Así, al milagro de que este libro siga vivo 17 años después y a la paradoja de que sus personajes reales se integraran naturalmente en una ficción —a muchos de ellos les encantaría saberlo— se une una cada vez más asentada redefinición del “contexto” en la arquitectura. La atención creciente a la circunstancia —no solo urbana sino también económica, cultural, social y personal—, que decide buena parte de la biografía de los grandes edificios, ha aumentado la oportunidad de lo que cuenta este libro. Hoy son pocos los proyectistas que describen el contexto únicamente como el lugar en el que se levanta un inmueble. El contexto ha dejado de ser un lugar para convertirse en una circunstancia. Y es toda esa suma de razones, personas, descubrimientos, dudas, corazonadas, inventos y casualidades, la que recoge este libro dispuesto a observar la arquitectura desde otro punto de vista: el que describe las peripecias vitales de sus protagonistas.

Copyright del texto: sus autores
Copyright de la edición: Editorial Gustavo Gili SL

La prensa ha dicho
La prensa ha dicho

Vidas Construidas / Anatxu Zabalbeascoa, Javier Rodríguez Marcos

(Begoña Uribe, Plataforma Arquitectura, 20/04/2015)

Acceder

«La biografía de los más célebres arquitectos recorre las páginas de Vidas construidas, un álbum de vivencias, una galería de personajes, veinte retratos que narran historias edificadas por clientes osados y artistas aventureros.» (Begoña Uribe, Plataforma Arquitectura, 20/04/2015)

Vidas Construidas

(José Luis Garcia, Revista Sección, 06/04/2015)

Acceder

«El contenido de este libro es sin duda muy interesante, ya que nos permitirá de una manera rápida y amena hacer un repaso de las biografías de las figuras más importantes de la arquitectura a lo largo de toda la historia.» (José Luis Garcia, Revista Sección, 06/04/2015)

Entrevista a Anatxu Zabalbeascoa y Javier Rodríguez Marcos

(Borja Martínez, Revista LEER n. 263, 06/2015)

Descargar

Historias de la historia de la Arquitectura

(Isabel Aparici, Arquilecturas, 14/09/2015)

Acceder

«Quienes conozcan sobradamente las obras de Le Corbusier, de Gropius o Gaudí, encontrarán una llamada de atención para volver no sobre la materia inerte, sino sobre la sangre y las pasiones por las cuales se levantaron. ¿Quién se atrevería, como Bernini, a quemarse una pierna para mostrar el sufrimiento y servir de modelo al rostro de San Lorenzo?.» (Isabel Aparici, Arquilecturas, 14/09/2015)

20 cosas que no sabías de Mies van der Rohe (según el libro Vidas Construidas)

(Pola Mora, Plataforma Arquitectura, 27/03/2016)

Acceder

Opiniones

DANOS TU OPINIÓN

Escribir Tu Propia Revisión

Estás revisando: Vidas construidas

¿Cómo valoras este producto? *