ENVÍO GRATIS A ESPAÑA en pedidos superiores a 20 €

Un Vitruvio ecológico
Principios y práctica del proyecto arquitectónico sostenible

Disponible

38,46 €
Longseller

Hace dos mil años, el arquitecto romano Vitruvio escribió el primer tratado sobre arquitectura que ofrecía principios y soluciones para los proyectos, constituyendo una suerte de manual de consulta que todavía es un referente en la formación de cualquier arquitecto europeo.

De la misma manera que aquél, este libro se ha configurado como un manual de referencia para todos aquellos arquitectos conscientes de la importancia de los problemas medioambientales, que desean aprender a proyectar edificios más sostenibles y que, salvo los aspectos señalados en la normativa vigente, todavía no han adquirido conocimientos específicos sobre la materia.

El libro se organiza en cinco secciones que estructuran recomendaciones sobre el proceso del proyecto, los temas que se deben tener en cuenta, las estrategias que se han de adoptar, los elementos que conforman un proyecto sostenible y los métodos y herramientas para la evaluación del impacto ambiental.

Descripción técnica del libro:

19 x 30cm
160 páginas
Español
ISBN/EAN: 9788425221552
Rústica
2010 (6ª tirada)
Descripción
Descripción

Detalles

Hace dos mil años, el arquitecto romano Vitruvio escribió el primer tratado sobre arquitectura que ofrecía principios y soluciones para los proyectos, constituyendo una suerte de manual de consulta que todavía es un referente en la formación de cualquier arquitecto europeo.

De la misma manera que aquél, este libro se ha configurado como un manual de referencia para todos aquellos arquitectos conscientes de la importancia de los problemas medioambientales, que desean aprender a proyectar edificios más sostenibles y que, salvo los aspectos señalados en la normativa vigente, todavía no han adquirido conocimientos específicos sobre la materia.

El libro se organiza en cinco secciones que estructuran recomendaciones sobre el proceso del proyecto, los temas que se deben tener en cuenta, las estrategias que se han de adoptar, los elementos que conforman un proyecto sostenible y los métodos y herramientas para la evaluación del impacto ambiental.

Índice de contenidos
Índice de contenidos

Índice de contenidos:

Prólogo a la edición española, Carlos Hernández Pezzi
Prólogo
El edificio ecológico
El imperativo del diseño ecológico
El diseño solar pasivo
El diseño ecológico
1. Proceso
         
Introducción
         
Inicios
         
Proyecto
         
Construcción
         
Rehabilitación
2. Temas
         
Introducción
         
Confort
         
Salud
         
Medio ambiente
3. Estrategias
         
Escala urbana y de barrio
         
Elección y análisis del emplazamiento
         
Planificación del solar
         
Forma del edificio
         
Envolvente
         
Acabados
         
Instalaciones, equipos y controles
         
Rehabilitación
4. Elementos
         
Componentes
         
Materiales
5. Evaluación
         
Introducción
         
Evaluación del impacto ambiental total
         
Rendimiento ambiental total del edificio
         
Coste del ciclo de vida
Bibliografía
 
Lee un fragmento
Lee un fragmento


Texto prólogo a la edición castellana:

'Prólogo a la edición castellana

Puede que España sea uno de los países europeos en los que la denominación verde, ecológico o el término sostenible produzcan más reacciones polémicas entre los arquitectos, quizá porque los principios del movimiento moderno -que han inspirado y formado a tres generaciones de arquitectos españoles- no incluían una cláusula de revisión de los cánones, sino sólo su evolución más o menos previsible. Entre los factores de la evolución de la formación académica española no se encontraban muchas de las cosas que aparecían en las claves de la arquitectura mundial de la década de 1990, empeñada en la búsqueda de nuevas formulaciones teóricas y cada vez más abrumada por el peso de la cuestión medioambiental en el diseño.

El hito del congreso de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) de 1993, señaló la importancia del camino irreversible del diseño sostenible en la arquitectura en la Declaración de Chicago. Documentos posteriores del Consejo de Arquitectos de Europa, como Europa y la arquitectura mañana, y del Congreso de Arquitectos de España, celebrado en Barcelona en 1996, supusieron importantes avances en la conformación de una conciencia más extendida sobre la necesidad de una arquitectura preocupada y exigente con las consecuencias inmediatas de su impacto medioambiental. Sin embargo, no ha sido hasta el siglo xxi cuando puede hablarse de una revisión profunda de conceptos sobre la naturaleza y el artificio, sobre el lugar y el entorno, y sobre las adjetivaciones de la arquitectura (bioclimática, ecológica, sostenible, etc.) que anteriormente eran objeto de una diatriba general, desde las posiciones defensoras de principios abstractos, que suponían que la arquitectura heredada de la tradición del movimiento moderno habría de evolucionar indefinidamente.

Hasta hace bien poco, la arquitectura era considerada una disciplina de principios abstractos y universales, que mantenía una dirección lógica en el sentido señalado por un vago sentimiento de progreso que orientaba sus metas en la dirección de una modernidad puesta en crisis en las últimas décadas del siglo xx. Cuando los marcos vigentes de la cultura hasta entonces se vieron rotos por las guerras mundiales y sus epígonos locales, y cuando la posmodernidad se convirtió en un grotesco chiste arquitectónico, los arquitectos buscaron afanosamente modelos teóricos en los que basar sus nuevos ideales, separados de las visiones proféticas y los roles taumatúrgicos que la revolución social les había garantizado con augurios de permanente crecimiento. Para entonces, la abstracción del ‘espíritu del lugar’ y del ‘espíritu de los tiempos’, las nociones de entorno, contexto y el crucial papel del urbanismo, habían sido transformados completamente por una preocupación creciente por la destrucción del patrimonio natural, del cuerpo edificado de las ciudades. La historia pasada, los paisajes y hasta el patrimonio reciente del movimiento moderno apenas se habían rescatado de la destrucción insensata e irreversible en todo el mundo, y estaban otra vez en peligro.

La preocupación por nuestra propia evolución espacial ha dado lugar a una serie de teorías sobre cuáles son los modelos teóricos que deben impregnar la ciudad y la arquitectura contemporánea. En todos esos análisis, el medio ambiente suele aparecer como el más importante o uno de los principales asuntos a tener en cuenta. Como en otros campos de la cultura y del pensamiento, frente a quienes opinan que la preocupación ambiental es consustancial a la arquitectura -como disciplina unitaria y totalizadora-, se encuentran quienes piensan que la disciplina ya no puede entenderse sin ese componente específico, irrenunciable y responsable del diseño sostenible. Conseguir la plena integración de la arquitectura con los elementos de sostenibilidad que provienen de nuestro lenguaje y nuestra técnica es un objetivo irrenunciable.

Separado pues de su carácter esencialista, y hasta de su componente ética, la arquitectura sostenible se ha convertido en una obligación impulsada por los foros de arquitectos más activos, con un nivel similar al que tuvo para la modernidad la consideración de las responsabilidades sociales, culturales y hasta de cambio humano que las vanguardias del movimiento moderno otorgaron en el pasado a la arquitectura. Convertido para muchos en principio fundacional del proceso de proyecto de la arquitectura contemporánea y, para la mayoría, en obligación sine qua non de la condición innovadora y experimental que como tecnología constructiva en cada tiempo se le supone a la arquitectura, el diseño ecológico alienta los prototipos más avanzados de nueva construcción a lo largo y ancho del mundo globalizado.

No se trata, pues, de rivalizar por conseguir una tríada convincente que sea coherente en nuestros días con lo que dijo Vitruvio o que compita en concisión con la síntesis de sus principios canónicos y técnicos. Probablemente no nos pondríamos de acuerdo -aunque parezcan evidentes las cuestiones trascendentales- sobre si en la obra de arquitectura pesan más la adecuación funcional, la necesidad y la responsabilidad social, el impacto cultural, la coherencia, la autenticidad, el placer estético, la vena artística o la correspondencia entre naturaleza y artificio, si no asumimos como reglas previas aquellas que, sin más, nos impone la obligación de ser coherentes, a la vez, con los paradigmas contemporáneos de elaboración del proyecto y con los principios del diseño sostenible.

Un Vitruvio ecológico no es un libro teórico, de principios abstractos, ni un tratado de composición sobre armonía o teoría arquitectónica; es un libro de arquitectura que trata de cómo debe enfocarse el proyecto hoy. El libro sobreentiende que los elementos del proyecto y su estructura han cambiado sustancialmente; esos elementos ya no pueden ser, ni serán, los mismos que sirvieron de modelo en el siglo xx, sino que conformarán un conjunto de referencias plurales y cambiantes que tendrán una repercusión sobre el proyecto contemporáneo de arquitectura, entendido como elemento de mediación técnica entre el arquitecto, la sociedad y la obra. En este sentido, con mucha probabilidad este libro sea un ‘libro principio’, en línea con Josep Quetglas, en el sentido de que pensar el proyecto desde el diseño sostenible es anticipar doblemente su contenido como construcción del espacio futuro, sopesar límites y actuar -como ha planteado Manuel Gausa- de forma que la acción de proyectar sea un elemento determinante de la voluntad de cambiar el medio; a esto se llama un buen principio. Que esas anticipaciones y acciones produzcan el menor impacto en el medio ambiente es el objetivo del proyecto contemporáneo de arquitectura, desde casi todas las ópticas sociales, incluidas las lógicas del mercado.

Lo que el proyecto aporta hoy -de forma documental y técnica completamente distinta a como se hizo en el siglo xx, y más allá de los elementos simbólicos y culturales- es el documento central de interdependencia entre la normativa técnica, la tecnología constructiva y las capacidades industriales de producción en nuestro tiempo, aplicados a una idea evolutiva compleja y sofisticada. La aportación tecnológica del diseño sostenible interesa a todos porque la lógica del despilfarro no tiene justificación alguna en un mundo completamente interconectado, donde los materiales y los recursos son insuficientes, y las demandas deslocalizadas y muy desequilibradas. Esta aportación de valor del proyecto en este marco es una necesidad que no puede darse por supuesta; hace falta calificarla, evaluarla y verificar su alcance; constituye un punto de partida a asumir, pues la influencia de nuestro trabajo se hace patente en el balance de energía, recursos, residuos, contaminación y ocupación del planeta, en un porcentaje hasta ahora no conocido que pone en peligro todos los nutrientes ambientales vitales para la humanidad. La relación entre energía y arquitectura constituye un doble paradigma que contrae una relación dialéctica con otra serie de fuentes de repercusión tangible en los graves problemas de fragilidad de nuestro ecosistema planetario.

Por estos motivos y algunos más que no sería operativo citar aquí, lo que sin duda constituye este libro es un manual de referencia que abarca las principales recomendaciones sobre el proceso de proyecto, los puntos de partida, las inquietudes y estrategias que se deben adoptar, los elementos que permiten evaluar la sostenibilidad del proyecto y los métodos y herramientas para la evolución de su impacto ambiental futuro. El proyecto contemporáneo de arquitectura se entiende como un documento que anticipa el certificado de nacimiento, de construcción, más tarde de la vida útil y, por último, del reciclaje como algo inherente a la misión específica del arquitecto, entrando de lleno, y por derecho propio, en las tareas primigenias de la arquitectura. Queda para cada arquitecto valorar el aspecto ecológico de la construcción en el peso específico de la conformación de su universo formal y de los entresijos de su relación tecnológica con el entorno exterior, en un constante proceso interactivo de dependencia. Quedan para los poderes públicos y los responsables de supervisión de proyectos los elementos básicos de una nueva concepción en la que está claro que hay cosas que ya es imposible hacer. Queda para la sociedad la idea de que los edificios forman parte de un metabolismo urbano que hay que preservar y mantener de forma saludable.

A pesar de lo dicho anteriormente, la mera enunciación del título -que en el mundo anglosajón se lee de otra manera: A green Vitruvius [Un Vitruvio verde]-, en un tiempo en que se manipula y engulle todo, incluso la historia griega y romana, sus hallazgos e invariantes, es una postura atrevida. Los principios que nos atañen a todos los que trabajamos en el sector de la construcción pasan por disminuir en nuestro campo el porcentaje del 52 % más de emisiones que lanza España en relación con el año de referencia 1990, de las cuales una parte importante son debidas a la construcción y los transportes. Un sector en constante proceso de investigación, desarrollo e innovación verá en este manual un refuerzo de las posiciones más imaginativas en el sector público y privado para difundir técnicas, materiales y elementos que acentúen su perfil ecológico, algo que ya han comprendido los empresarios y profesionales más lúcidos, los fabricantes y las exposiciones internacionales de nuestra industria.

La aparición de este libro, que ha sufrido diversos avatares en su publicación, se debe al empeño particularmente riguroso de la Editorial Gustavo Gili, que, al saber del esfuerzo del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) y de su Comisión de Medio Ambiente por divulgarlo desde hace tiempo, ha aceptado nuestro apoyo en el momento crucial de la aparición del Código Técnico de la Edificación (CTE), una herramienta del sector de la construcción dispuesta a actualizar el discurso tecnológico de nuestro país.

La promulgación de la normativa del CTE en todo lo referente a materias hasta ahora postergadas o tecnologías que no se habían tenido suficientemente en cuenta, como el ahorro y la eficiencia energética de los edificios, pone por fin al sector al servicio de la innovación y nos incorpora de verdad a los procesos globales de limitación de los efectos ambientales de la construcción. Cuando, en 1996, el lema del Congreso de Arquitectos de España celebrado en Barcelona proponía ‘Proyectar el futuro sostenible: arquitectura y sociedad’, estábamos lejos de sospechar los retos de formación, ejercicio y servicios profesionales a los que nos llevaría esa declaración de objetivos y horizontes futuros. En el escenario actual, los retos ya no se fundamentan en declaraciones retóricas, sino en elementos cuantificables, evaluables con indicadores y, por tanto, sujetos a la crítica social, un elemento de verificación para establecer cuáles son los desafíos ambientales a los que hemos de responder desde la arquitectura española.

Si esta colaboración entra la institución representativa de los arquitectos (el CSCAE) y la Editorial Gustavo Gili, comprometida desde siempre con la arquitectura, responde a los deseos y expectativas con los que ha sido formulada, nos encontraremos pronto con un ingente capital documental sobre medio ambiente y arquitectura que servirá de forma inestimable para mejorar el capital humano de los arquitectos españoles en las técnicas de sostenibilidad más avanzadas y en los principios más exigentes.

Carlos Hernández Pezzi
Presidente del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España'


Copyright del texto: sus autores
Copyright de la edición: Editorial Gustavo Gili SL
|||---|||


Texto del prólogo:

'Prólogo

Este libro pretende ser una obra de referencia general para aquellos arquitectos que deseen proyectar y construir una arquitectura sostenible. Los arquitectos tienen grados de competencia muy diversos en lo que se refiere al proyecto ecológico ya que, en algunos estados miembros de la Unión Europea, la preocupación por el medio ambiente se ha ido desarrollando a lo largo del tiempo, y la profesión de la arquitectura tiene una amplia competencia en materia de sostenibilidad. Para estos arquitectos, gran parte de lo que apuntamos aquí les será conocido. Sin embargo, no ocurre así en todo el colectivo. Este libro está dirigido al profesional con experiencia preocupado por la sostenibilidad medioambiental que quiere aprender a crear arquitectura más sostenible, pero que, aparte de las cuestiones normativas, todavía no ha adquirido conocimientos específicos sobre la materia.

¿Arquitectura inocua medioambientalmente, respetuosa con el medio ambiente y por la energía, sostenible, más ecológica, o simplemente ecológica? No fue nada fácil definir el tema, pues no existe una definición internacionalmente aceptada para la arquitectura ecológica. Este libro ofrece recomendaciones en temas de consumo de agua y energía, materiales, calidad del aire interior y residuos. El uso racional de la energía en los edificios implica potenciar al máximo el consumo de energías renovables, reducir al mínimo el consumo de combustibles fósiles y, en general, ahorrar energía. Los materiales se consideran desde el punto de vista de la energía incorporada, la toxicidad en su aplicación y la optimización de recursos renovables; sin embargo, todavía queda mucho por investigar sobre los aspectos medioambientales de los materiales constructivos, por lo que este libro data de una época concreta.

El arquitecto profesional tiene competencias en multitud de áreas: urbanismo, estética, construcción, programación, normativa, etc. No resulta fácil conciliar las exigencias opuestas de presupuesto, programa, emplazamiento y previsión de tiempos y, al mismo tiempo, optimizar el respeto por el contexto, la organización espacial, la funcionalidad de la distribución, la solidez de la construcción, las cualidades espaciales y proporcionales y el proyecto en su totalidad. Ningún aspecto de la solución arquitectónica puede mejorarse a expensas del resto. El proyecto ecológico es una de las numerosas cuestiones que es preciso abordar. Nos damos cuenta del exceso de información y, por ello, no nos hemos concentrado en el ‘porqué’, sino en el ‘cómo’ del proyecto ecológico.

El proyecto ecológico es sensible a su entorno. En un mundo globalizado, uno de sus atractivos es su potencial para producir arquitectura específica de un lugar, respondiendo a condiciones concretas del clima y del emplazamiento y, siempre que sea posible, utilizando materiales locales sostenibles. Gran parte de las recomendaciones del libro, aunque no todas, serán útiles para la mayoría. Hemos intentando equilibrar nuestras sugerencias para que resulten relevantes a los profesionales de toda la Unión Europea.

La información se organiza en cuatro capítulos independientes. En un momento dado, el lector puede requerir una consulta de aspectos concretos en lugar de leer el libro de principio a fin. Los capítulos ofrecen recomendaciones sobre el proceso de proyecto y de la construcción, los temas que se deben tener en cuenta en el proyecto ecológico, las estrategias que deben adoptarse y los elementos. Un quinto y breve capítulo adicional aconseja sobre la evaluación del proyecto. Hemos intentado reducir al mínimo las repeticiones e introducir un mayor número de referencias cruzadas.

Hace 2000 años, el arquitecto romano Marcus Vitruvius Pollio escribió Los diez libros de arquitectura, todavía citados en la etapa de formación de cualquier arquitecto europeo. Su obra ha sido traducida a muchos idiomas y se la ha imitado muchas veces, algunas en el título, como Vitruvius Britannicus o An American Vitruvius, y otras en el contenido, como Los diez libros de arquitectura de Leon Battista Alberti y Los cuatro libros de arquitectura de Andrea Palladio. Es conocida universalmente la idea de un libro con modelos que presenta tanto problemas de proyecto como soluciones, y este libro pretende ser un libro de modelos ecológicos para la época actual.

La referencia a lo ecológico no está exenta de su propia resonancia. Nosotros proponemos añadir un cuarto ideal a la tríada vitruviana de firmitas, utilitas y vetustas: restituitas, o renovación, mediante la cual el acto de construir realza el entorno inmediato y global en un sentido tanto ecológico como visual.

Este libro no habría sido posible sin la generosa ayuda de la Comisión Europea a través del proyecto THERMIE, dirigido por Ángel Landabaso de la DG XVII de la Energía. Nuestras organizaciones y la profesión de la arquitectura europea en general están en deuda con la Comisión por su generoso apoyo financiero y moral a este proyecto.

Eoin O. Cofaigh, Consejo de Arquitectos de Europa (CAE), Bruselas (Bélgica)
Eileen Fitzgerald, Ann McNicholl, Robert Alcock, J. Owen Lewis, Energy
Research Group (ERG), University College Dublin (Irlanda)
Vesa Peltonen, Suomen Arkkitehtiliitto (SAFA), Helsinki (Finlandia)
Antonella Marucco, Softech, Turín (Italia)'


Copyright del texto: sus autores
Copyright de la edición: Editorial Gustavo Gili SL

Opiniones

DANOS TU OPINIÓN

Escribir Tu Propia Revisión

Estás revisando: Un Vitruvio ecológico

¿Cómo valoras este producto? *