ENVÍO GRATIS A ESPAÑA en pedidos superiores a 20 €

Guía esencial del estudiante de fotografía profesional

Un libro de Grant Scott

 

Casa del Libro11,99 €
iBooks (Apple)11,99 €
Otras tiendas11,99 €

Capturar y compartir imágenes fotográficas hoy en día es una forma de comunicación que está al alcance de todos. En este entorno digital del siglo xxi, en el que millones de personas se comunican fotográficamente a diario, ¿qué debe conocer y aportar un fotógrafo para distinguirse como profesional?

Esta guía, especialmente dirigida a estudiantes de fotografía, ofrece una panorámica completa del mundo de la fotografía profesional y da las claves de todos aquellos aspectos que no suelen abordar los manuales técnicos y que ayudarán a enfrentarse a una profesión altamente creativa, competititva y emocionante. Desde cómo crear una voz fotográfica personal o especializarse en algún campo específico hasta el papel que tienen los agentes y los bancos de imágenes o cómo responder a los encargos, facturar o manejarse en cuestiones de copyright… este libro reúne todas aquellas explicaciones y consejos necesarios para profesionalizarse en el mundo de la fotografía así como las vivencias y experiencias personales de reconocidos fotógrafos que proporcionan una imagen viva y dinámica del oficio.

Descripción técnica del libro:

192 páginas
Español
ISBN/EAN: 9788425230660
2016
Descripción
Descripción

Detalles

Capturar y compartir imágenes fotográficas hoy en día es una forma de comunicación que está al alcance de todos. En este entorno digital del siglo xxi, en el que millones de personas se comunican fotográficamente a diario, ¿qué debe conocer y aportar un fotógrafo para distinguirse como profesional?

Esta guía, especialmente dirigida a estudiantes de fotografía, ofrece una panorámica completa del mundo de la fotografía profesional y da las claves de todos aquellos aspectos que no suelen abordar los manuales técnicos y que ayudarán a enfrentarse a una profesión altamente creativa, competititva y emocionante. Desde cómo crear una voz fotográfica personal o especializarse en algún campo específico hasta el papel que tienen los agentes y los bancos de imágenes o cómo responder a los encargos, facturar o manejarse en cuestiones de copyright… este libro reúne todas aquellas explicaciones y consejos necesarios para profesionalizarse en el mundo de la fotografía así como las vivencias y experiencias personales de reconocidos fotógrafos que proporcionan una imagen viva y dinámica del oficio.

Grant Scott es fotógrafo. Después de trabajar durante quince años como director de fotografía para libros y revistas como Elle y Tatler, en el año 2000 abrió su propio estudio como fotógrafo freelance, tarea que compagina con la de profesor en el grado de Editorial and Advertising Photography de la University of Gloucestershire. Su trabajo personal se encuentra en las colecciones permanentes del MoMa, la Tate Gallery, el Victoria & Albert Museum y la British Library de Londres.

Índice de contenidos
Índice de contenidos

Índice

CAPÍTULO 1
¿QUÉ ES LA FOTOGRAFÍA PROFESIONAL?
Crea un lenguaje visual
La fotografía profesional es un negocio
Resolución de problemas visuales

CAPÍTULO 2
¿QUÉ HACE PROFESIONAL A UN FOTÓGRAFO?
¿Qué es un cliente y cuáles son sus expectativas?
¿Cómo consiguen trabajo los fotógrafos profesionales?
El encargo
Expectativas del fotógrafo profesional
Elabora tu propio brief publicitario
Elabora tu propio brief editorial
Realiza proyectos personales
La importancia del trabajo en equipo y de formar parte de él
Habilidades imprescindibles para trabajar en equipo
¿A quién puedo necesitar en mi equipo?
¡Seré tu agente!

CAPÍTULO 3
ENCUENTRA TU VOZ FOTOGRÁFICA
¿Qué es una voz fotográfica propia?
¿Qué influye en tu voz fotográfica?
Observa la obra de otros fotógrafos
Crea un relato visual
El relato visual
Desarrolla un proyecto
Proyectos fotográficos icónicos
Qué significa editar
Cuidado con los efectos y técnicas de posproducción

CAPÍTULO 4
COMPRENDE EL NEGOCIO FOTOGRÁFICO
¿Qué es la especialización fotográfica?
Encuentra tu especialización fotográfica
Elabora un book de imágenes especializado
¿Cómo debo mostrar mi trabajo de forma profesional?
Crea una maqueta de portfolio impresa
El sitio web de la fotografía profesional
El blog de fotografía
Crea un perfil en línea
Consejos para Twitter
La fotografía es un negocio
¿Cuánto debo cobrar?
Por qué no debo perder mi copyright
Cómo y qué debo negociar
Cómo impedir que la gente robe mis imágenes
Cómo entender un contrato
Protégete
¿Cómo debo entregar mi trabajo al cliente?
¿Cómo cobro y cómo facturo?

CAPÍTULO 5
TRABAJAR POR CUENTA PROPIA. ¿DÓNDE ENCAJAS?
¿Qué necesitas para ser un fotógrafo de moda?
Organiza una sesión fotográfica sencilla
¿Qué hace falta para ser un fotógrafo de retrato?
¿Qué es el estilismo aplicado al retrato?
¿Qué necesitas para ser un fotógrafo musical o deportivo?
¿Qué hace falta para ser un fotógrafo de alimentos o bodegones?
¿Qué necesitas para ser un fotógrafo de estilos de vida, interiores, arquitectura o viajes?
¡No has mencionado lo que yo quiero hacer!
Fotografía artística contemporánea
¿Ser o no ser ayudante?
El Bueno, el Malo y el Capuchino

CAPÍTULO 6
LA IMPORTANCIA DE LA IMAGEN EN MOVIMIENTO
La comunidad YouTube
Los deportes extremos llevan la voz cantante
Encargo para tomar imágenes en movimiento
Crea tu primer cortometraje
Elige un tema para la película
Consejos para crear una buena imagen en movimiento
¿Qué puedo hacer con mi película cuando ya está acabada?

CAPÍTULO 7
EL FOTÓGRAFO PROFESIONAL DEL SIGLO XXI
Me gusta, ¿por qué a ti no?
Comprende el contexto
¡Dispara más!
¿Debo mudarme a una gran ciudad para ser fotógrafo profesional?
Crea un relato y sé coherente
Las cámaras caras no hacen fotografías extraordinarias
¡No basta con hacer fotos!
¿Cuáles son tus expectativas?
¡Coge el teléfono!
Cómo enviar un correo electrónico
¿Puedo hacer fotografía analógica y conseguir que me contraten?
Me encanta la fotografía, ¡pero no quiero ser fotógrafo!
He leído el libro. ¿Ahora qué?

BREVE GLOSARIO DE TÉRMINOS DE FOTOGRAFÍA PROFESIONAL
RECURSOS
Sitios web para buscar inspiración
Sitios web de los colaboradores
AGRADECIMIENTOS
ÍNDICE TEMÁTICO Y ONOMÁSTICO

Lee un fragmento
Lee un fragmento

Extracto del primer capítulo

CAPÍTULO 1
¿QUÉ ES LA FOTOGRAFÍA PROFESIONAL?

Cuando la palabra “profesional” se utiliza con relación a la creación de fotografías, casi siempre se considera un valor sobre la calidad técnica de la imagen. Los fabricantes de cámaras describen las más caras como herramientas para profesionales y otros dicen de ellas que ofrecen imágenes con calidad profesional. Consideran que todos queremos crear imágenes profesionales. Sin embargo, antes de plantearnos cuál es el papel del fotógrafo profesional, debemos hablar de qué define una fotografía profesional. ¿Qué se entiende por imágenes profesionales? ¿Realmente son profesionales?

Veamos qué elementos suelen indicar si una imagen es profesional. Los requisitos básicos son:
¿La imagen está enfocada?
¿La iluminación es correcta para el tema? Ni demasiado oscura, ni demasiado clara.
¿La fotografía está bien compuesta?
¿El tema ocupa el centro del encuadre?
¿Se ha tenido en cuenta el fondo?
¿El fondo se ha difuminado mediante el uso de la profundidad de campo?

Resumiendo, ¿el fotógrafo ha sido capaz de controlar una serie de aspectos técnicos y juicios estéticos para crear lo que la mayoría de la gente considera que es una imagen “aceptable”? Los fabricantes de cámaras crean aparatos que hacen que todos estos juicios puedan llevarse a cabo correctamente de una forma sencilla y presentan opciones automáticas para todo, salvo para la composición de la imagen. Hacen lo que está en su mano para ayudarnos a crear una imagen “perfecta”, pero ¿esas fotografías son imágenes profesionales? Pues ¡no! La fotografía profesional no se basa simplemente en la creación de “imágenes perfectas” o en el control de las técnicas y los procesos técnicos. Aunque este no sea un manual sobre cómo tomar mejores fotos, es importante comprender las reglas básicas de la fotografía para asegurarnos de que somos capaces de controlar la creación de nuestras imágenes. Para ello, si queremos trabajar de una forma profesional, el primer paso es dejar de utilizar las funciones automáticas de la cámara (excepto el enfoque, pero tampoco hay que confiar plenamente en la función automática) y centrarse en la composición y en el tema de la imagen que queremos crear. Este es el principio de la creación de imágenes personales y del desarrollo de nuestro propio lenguaje visual, y además constituye un paso hacia la creación de imágenes fotográficas profesionales.

CREA UN LENGUAJE VISUAL
En 2014 se vendieron 2,25 billones de aparatos capaces de hacer fotos; de ellos, más de la mitad fueron smartphones. En 2013 se vendieron 89 millones de cámaras digitales –solo un 4 % de las ventas globales de aparatos con capacidad de hacer fotos–. Con toda esta gente haciendo fotografías con equipos “no profesionales”, es fundamental que los fotógrafos profesionales puedan ofrecer a sus clientes una razón que justifique el pago por sus imágenes. Esta razón no solo se basará en el dominio de las habilidades técnicas, ya que esto puede conseguirlo mucha gente. Se basará en la capacidad del fotógrafo para captar su propia visión del mundo y convencer a las personas de que necesitan la fotografía en sus negocios para que reaccionen positivamente ante su perspectiva. La fotografía profesional es un negocio que interactúa con miles de otros negocios y esta interacción es la que espero ser capaz de mostraros.

La fotografía ha sido un negocio desde que nació, pero inicialmente su aplicación profesional se limitó a las personas pudientes y a aquellas familiarizadas con sus requisitos químicos. Sin embargo, el uso de la fotografía como herramienta para la educación se remonta a sus inicios, a finales del siglo XIX, cuando la fotografía de viajes trajo imágenes del mundo a quienes no podían permitirse viajar. Esto pronto se amplió a la documentación de guerras y combates, lo que sació las ansias de los periódicos por aprovechar el nuevo medio de la fotografía para difundir sus noticias y el deseo de los lectores por ver imágenes directas de los campos de batalla de la Guerra Civil estadounidense, así como de la guerra de Crimea y de los Boers. En la retaguardia, en todas las grandes avenidas, había un fotógrafo retratista dispuesto a documentar a familias y niños y a todo aquel que quisiera hacerse un retrato para la creación de una carte de visite (tarjeta de visita fotográfica o tarjeta comercial).

LA FOTOGRAFÍA PROFESIONAL ES UN NEGOCIO
Sin embargo, hubo que esperar hasta principios del siglo XX para que el poder de la imagen fotográfica se convirtiera en algo obvio para los que querían vender productos a través de anuncios y revistas.
La revista ilustrada era el vehículo más importante para el crecimiento y el desarrollo de la fotografía profesional a lo largo del siglo pasado, pues ofrecía un lugar para todos los géneros de fotografía y, a su vez, creaba un modelo profesional para realizar encargos fotográficos a los fotógrafos profesionales. Los semanarios fotográficos como LIFE y Picture Post llevaban a todos los hogares noticias, temas de actualidad, acontecimientos cotidianos y maravillas del mundo, hasta que, en la década de 1960, llegó el dominio global de la televisión. Revistas de moda como Vogue y Harper’s Bazaar rompieron los límites convencionales tanto de la fotografía de moda como del diseño gráfico a lo largo de todo el siglo.

La década de 1960 asistió a la desaparición del semanario fotográfico y al surgimiento del suplemento semanal de los periódicos. La fotografía había encontrado un nuevo lugar y una nueva fuerza propulsora, ya que la competencia entre periódicos fue aún más fuerte y todos luchaban por publicar suplementos cada vez mayores y mejores, llenos de excelentes fotografías y de los mejores trabajos de fotógrafos que pudieran encontrarse. La fotografía profesional estaba en la cumbre y disfrutaba de una época dorada tanto desde el punto de vista creativo como económico. Las marcas comprendieron los beneficios que aportaba invertir en fotografías para crear campañas publicitarias cada vez más innovadoras, y las revistas, con altas cifras de tirada, constituían el ámbito perfecto desde el que vender productos. Pero como sucede con todas las épocas doradas, su final era inevitable, y cuando la fotografía se acercaba a los últimos años del siglo XX, la recesión de la economía global empezó a tener un impacto directo en la publicidad y en las industrias editoriales. El mundo de la fotografía profesional se resintió con fuerza del golpe y, justo cuando se readaptaba a la realidad de un nuevo clima económico, tuvo lugar el mayor cambio de los últimos cien años en el modo de crear y ver las fotografías.

La revolución digital puso patas arriba el mundo de la fotografía profesional, y en cierta medida sigue igual. No solo se trató de una revolución fotográfica, sino también de una revolución global de las comunicaciones que obligó a los fotógrafos profesionales a replantearse su profesión y el papel que en ella desempeñaban. Para los fotógrafos asentados, esto supuso abrirse a nuevas formas de trabajar, ver y relacionarse con los clientes. Para los fotógrafos jóvenes que empiezan, este nuevo escenario ofrece nuevas oportunidades que, si se combinan con una comprensión de la estructura de la fotografía profesional, ofrecen la posibilidad de emprender una carrera comercial viable y satisfactoria desde el punto de vista creativo como creadores de imágenes con capacidad para resolver desafíos visuales. [...]

Copyright del texto: sus autores
Copyright de la edición: Editorial Gustavo Gili SL

Opiniones

DANOS TU OPINIÓN

Escribir Tu Propia Revisión

Estás revisando: Guía esencial del estudiante de fotografía profesional

¿Cómo valoras este producto? *