El arte del color

Un libro de Johannes Itten

Disponible

Novedad

La teoría del color de Johannes Itten puede considerarse una referencia universal para todas aquellas personas —artistas, diseñadores, historiadores del arte, estudiantes— interesadas en el color y sus complejidades. No hay libro o curso de introducción al color que de forma directa o indirecta no haga referencia a las aportaciones teóricas y pedagógicas de Itten.

Publicado en 1961, El arte del color recoge el material didáctico de los cursos que el autor impartió acerca del color en la famosa escuela de arte y arquitectura de la Bauhaus, un libro que, con el tiempo, se ha convertido en un clásico en plena vigencia. Con un enfoque esencialmente divulgativo, el estudio explica los conceptos, teorías y comportamientos del color como el círculo cromático, los contrastes cromáticos, las mezclas de colores, el efecto espacial de los colores… Cuestiones fundamentales de la teoría del color que son planteadas con la maestría del artista y la sencillez del pedagogo.

Esta edición abreviada de la obra de Itten se dirige a un público amplio, tanto a aquellas personas vinculadas al mundo de la creatividad como al lector interesado en la cultura visual.

 

¡TAMBIÉN DISPONIBLE EN EBOOK AQUÍ!

Descripción técnica del libro:

16 x 23.5 cm
136 páginas
Español
ISBN/EAN: 9788425232848
Rústica
2020
Descripción
Descripción

Detalles

La teoría del color de Johannes Itten puede considerarse una referencia universal para todas aquellas personas —artistas, diseñadores, historiadores del arte, estudiantes— interesadas en el color y sus complejidades. No hay libro o curso de introducción al color que de forma directa o indirecta no haga referencia a las aportaciones teóricas y pedagógicas de Itten.

Publicado en 1961, El arte del color recoge el material didáctico de los cursos que el autor impartió acerca del color en la famosa escuela de arte y arquitectura de la Bauhaus, un libro que, con el tiempo, se ha convertido en un clásico en plena vigencia. Con un enfoque esencialmente divulgativo, el estudio explica los conceptos, teorías y comportamientos del color como el círculo cromático, los contrastes cromáticos, las mezclas de colores, el efecto espacial de los colores… Cuestiones fundamentales de la teoría del color que son planteadas con la maestría del artista y la sencillez del pedagogo.

Esta edición abreviada de la obra de Itten se dirige a un público amplio, tanto a aquellas personas vinculadas al mundo de la creatividad como al lector interesado en la cultura visual.

 

¡TAMBIÉN DISPONIBLE EN EBOOK AQUÍ!

Johannes Itten (1888-1967) fue un artista, diseñador, teórico y pedagogo suizo. A los 16 años comenzó a trabajar como maestro de primaria iniciando así una carrera docente que compaginó a lo largo de toda su vida con la actividad artística. Tras pasar por distintas escuelas y experiencias pedagógicas, en 1919, bajo la dirección del arquitecto Walter Gropius, se sumó al grupo impulsor de la Bauhaus de Weimar, donde impartió sus célebres lecciones sobre teoría del color.

Índice de contenidos
Índice de contenidos

Índice

 

Prólogo
Anneliese Itten

Introducción

Los colores en la física

Realidad cromática y efecto cromático

La armonía cromática

Las armonías cromáticas subjetivas

La teoría constructiva del color

El círculo cromático de 12 partes

Los siete contrastes cromáticos

Contraste del propio color

Contraste en claroscuro

Contraste frío-cálido

Contraste complementario

Contraste simultáneo

Contraste cualitativo

Contraste cuantitativo

Las mezclas de colores

La esfera cromática

99 Acordes cromáticos

Forma y color

Efecto espacial de los colores

La teoría de la impresión de los colores

La teoría de la expresión de los colores

Composición

 

Epílogo

Lee un fragmento
Lee un fragmento

EPÍLOGO

Con este libro he tratado de construir un vehículo útil con cuya ayuda
el artista del color pueda recorrer un largo trecho del camino iniciado. Mi vehículo no es una caravana para gente cómoda. El libro —un libro de texto— viene determinado por las leyes del color dadas por la naturaleza. Estas leyes brillan en el arcoíris y pueden deducirse de la esfera cromática transmitida de manera constructivista. En ella, los colores puros y sus mezclas se completan y se amplían hasta los polos negro y blanco.

Con su profunda oscuridad, el negro es necesario para que la luminosidad de las luces cromáticas adquiera su correcta dimensión. La claridad de la fuerza radiante del blanco es necesaria para dar a los colores su fuerza material. Entre el negro y el blanco late el mundo cromático de las sensaciones. Mientras los colores sean cautivos del mundo de los objetos, podemos percibirlos y reconocer su regularidad. Su esencia interna permanece oculta a nuestro entendimiento y solo puede concebirse de manera intuitiva. Por eso, las reglas y las leyes solo pueden ser tablas de orientación en el camino hacia la creación de una obra de arte cromática.

Ningún artista ha expuesto más reglas para la pintura que Leonardo da Vinci en su tratado sobre el tema, donde dijo: “Si para trabajar te dejas guiar por las reglas, nunca crearías nada y solo producirías confusión en tus obras”. Con ello, Leonardo quitaba a sus lectores el peso del conocimiento y los animaba a seguir su propia intuición.

Lo decisivo en el arte no son los recursos de expresión y de representación, sino el individuo con su carácter y su humanidad. Primero vienen la educación y la formación del individuo, luego este ya puede construir.

El estudio serio de los colores es un recurso excelente para la formación del individuo, pues conduce a la plenitud de sus necesidades internas. Comprender estas necesidades significa vivir la ley eterna del desarrollo natural. Someterse a las necesidades significa renunciar a todo empeño y ser el servidor del Creador; es decir, ser un ser humano.

En mi libro he analizado un buen número de obras maestras y he tratado de interpretar su sentido oculto. Principalmente he tenido en consideración a los antiguos maestros porque probablemente muchos lectores conocen los originales. Las leyes cromáticas que demuestro con ellos son atemporales, tienen hoy la misma validez que antaño.

A quien en los cuadros de Piero della Francesca, Rembrandt, Pieter Brueghel, Paul Cézanne y muchos otros maestros solo ve lo objetivo y el contenido simbólico se le niega su fuerza artística y su belleza.

El sentido y la finalidad de todos los esfuerzos artísticos es liberar la esencia espiritual de la forma y el color, y soltarse de la prisión del mundo de los objetos. De un intento similar surgió el arte no figurativo.

El mundo en el que vivimos hoy es diferente al de las personas de 1560 o 1860. Nuestro mundo está conformado por inventores. Con-
struyen máquinas, cuyo sentido radica en su función. Pero las máqui-
nas no son símbolo de una idea, sino la realización de un pensamiento funcional.

Hoy en día tampoco un cuadro es un símbolo. Su existencia se justifica en sí mismo, en sus colores y formas. El pintor utiliza para sus creaciones superficies pictóricas y colores, las corrientes de fuerza fluyen de su propio interior. Da forma a sus sentimientos guiado por la intuición o la inspiración.

Sea como sea que evolucione la pintura, la fuerza expresiva de los colores será siempre un elemento esencial de la creación artística.

 
Johanes Itten
Escrito para la edición completa de El arte del color

 

PRÓLOGO

En 1960, cuando en la imprenta de Otto Maier en Ravensburg se iban a imprimir las láminas de colores del gran libro Kunst der Farbe [El arte del color], Johannes Itten insistió en supervisar él mismo la impresión. Durante dos semanas se comentaron una y otra vez las pruebas de imprenta, y se cambiaron y mejoraron las mezclas de color. En las horas muertas Itten trabajaba en la maqueta de otro libro, recortando y estructurando el proyecto de una “breve teoría de los colores”, pues era su deseo transmitir su conocimiento sobre las normas y las posibilidades de los colores a un círculo de interesados más amplio de lo que sería posible con El arte del color, y llegar ante todo también a colegiales y estudiantes. Esta idea de una breve teoría del color es la que subyace a la presente publicación, y se ha vuelto tanto más apremiante cuanto que la importancia de los colores en los últimos años en el arte, en la fotografía, en la ropa, en la casa —es decir, en el entorno cotidiano— está siendo cada vez mayor.

La edición completa de Kunst der Farbe [El arte del color], publicada
por primera vez en 1961, representa, en realidad, un resumen del tra-
bajo con el color que Johannes Itten llevó a cabo a lo largo de toda su
vida; una “suma” de las impresiones y las experiencias de un pintor y un
profesor de arte en su trato con los colores. En 1913, el entonces pintor
de 25años conocióen Stuttgart a AdolfHölzel y se familiarizó con su
teoría cromática. Al mismo tiempo estudió las teorías de los colores de
Johann Wolfgang von Goethe, Philipp Otto Runge, Wilhelm von Bezold
y Michel Eugène Chevreul. Estimulado por estas lecturas, Itten inició
enseguida sus propios estudios de los colores. Le interesaron sobre
todo las relaciones entre música y color. Las investigaciones sobre la
resonancia de los colores le indujeron a realizar composiciones de carácter abstracto. Ya en Stuttgart, pero sobre todo en su propia Escuela de
Viena (1916-1919) y mientras fue maestro en la Bauhaus de Weimar (1918-1923), transmitió a sus alumnos todo su saber. Desarrolló la estrella cromática de 12 partes, que publicó en 1921 junto con una escala de fases de la luz en la revista Utopia de Weimar.

Durante sus clases en su propia escuela de arte en Berlín (1926-1934), Itten se fijó en los “colores subjetivos” de sus alumnos. Pudo promover sus diferentes inclinaciones hacia el color apelando a las normas objetivas y a los siete contrastes de colores de su teoría. La teoría de Itten se convirtió en parte fundamental de la docencia en la Textilien Flächenkunst-
Schule de Krefeld, pues la tintura de los diseños de las telas, el trabajo con los colores modelo y las fichas cromáticas exigían un conocimiento amplio de los colores y sus leyes. En Krefeld fue donde nació su primer manuscrito con una teoría de los colores propia.

Siendo director de la Kunstgewerbeschule (1938-1954) y de la
Textilfachschule de Zúrich (1943-1960), Itten concedió mucha importancia a impartir él mismo la clase de teoría de los colores y las formas. Al margen de sus funciones administrativas, este trabajo le ofreció la posibilidad de mantener contacto personal con cada uno de sus alumnos. En 1944, Itten organizó la exposición Die Farbe [El color] en el Kunstgewerbemuseum de Zúrich, lo que le permitió presentar su propia teoría de los colores con sus siete contrastes, con un análisis de los colores y ejemplos de colores subjetivos en una secuencia de 80láminas realizadas por sus alumnos. Esta parte sistemática de la exposición se exhibiódespués en diferentes ciudades de Suiza y Alemania, donde el propio
Itten pronunció conferencias sobre su teoría y sobre pedagogía artística.

En 1955, liberado de las obligaciones del cargo, Itten empezó a exponer a modo de compendio todo su saber sobre los colores, sus observaciones, sus conocimientos y sus experiencias como pintor y profesor de arte. En 1961 se publicóla gran obraKunst der Farbe [El arte del color], que fue rápidamente traducida al inglés, japonés, italiano y francés,
y hoy se ha difundido ya por todo el mundo.

Cuando se fraguó la idea de presentar en una exposición itinerante el trabajo de la Bauhaus, Itten empezó a darle vueltas a la cuestión de cómo podría exponer también su teoría de los colores junto con su “Curso introductorio” (publicado en forma de libro bajo el título Gestaltungs- und Formenlehre. Vorkurs am Bauhaus und später, Otto Maier Verlag, Ravensburg, 1975). Las láminas de la exposición de los colores de 1944, estropeadas y carentes de valor por los cambios que se habían producido en los colores, apenas servían al efecto.

Cuando tras la muerte de Johannes Itten en 1967 me pidieron que presentara en 12láminas la esencia de su teoría de los colores para la exposición de la Bauhaus que iba a recorrer diversos países durante dos años, me vi ante el dilema de tener que elegir y copiar las más adecuadas entre las 80 que se hicieron para la exposición sobre el color de 1944. No obstante, me di cuenta de que la compleja exposición de la problemática del color no permitía una selección que ofreciera un panorama más o menos representativo de la teoría de los colores de Itten. Así que decidí preparar e incluso pintar yo misma nuevas láminas a partir de las láminas originales, así como de los ejemplos mostrados en el gran libro de
El arte del color. Al haber sido alumna de Itten en Krefeld, había conocido su teoría, la había estudiado a fondo, la había enseñado una y otra vez en mis clases y la había aplicado con éxito en mi propio trabajo para la industria textil. Además, había colaborado de manera activa en el gran volumen de El arte del color.

Las nuevas láminas preparadas para la exposición de la Bauhaus
conforman la base de las que se incluyen en esta “breve teoría del color”.
Así que, en correspondencia con las dimensiones limitadas de este libro,
el texto de Itten solo ha podido seguirse en lo relativo a los ejemplos se-
leccionados o a aquello que resulta comprensible sin ejemplos gráficos.
En estrecha colaboración con la editorial, me esforcé en elegir para esta
edición abreviada lo que representa tanto la teoríaconstructivista como
las ideas básicas sobre la teoría de la impresión y la expresión de los co-
lores, para combinarlas de tal modo que pueda afirmar con convicción
que este librito contiene las ideas esenciales de la teoría de los colores
de Itten.

En marzo de 1967, Johannes Itten escribió en su diario: “De igual modo que una palabra adquiere su significado completo en relación con otras palabras, también los colores aislados adquieren su expresión propia y su sentido exacto en relación con otros colores”. Ya en 1964 había escrito en el prefacio a la edición japonesa de la gran edición de El arte del color: “Quien quiera llegar a ser un maestro del color tendrá que ver, sentir y experimentar cada uno de los colores por sí solo y en sus infinitas combinaciones con todos los demás”. En esta edición abreviada se muestran las vías que pueden llevarnos a vivir el milagro del color.

Anneliese Itten
Zúrich, septiembre de 1970

Opiniones

DANOS TU OPINIÓN

Escribir Tu Propia Revisión

Estás revisando: El arte del color

¿Cómo valoras este producto? *