30 días de acuarela
Un curso de acuarela en 30 proyectos

Un libro de Jenna Rainey

 

Dónde comprar13,99 €

¿Quieres adentrarte en la técnica pictórica más espontánea y sorprendente, ganar confianza en ella y encontrar la mejor inspiración para desarrollar tu propio estilo? ¡Esta es tu guía! Un curso práctico en 30 días para lanzarte de una vez por todas al maravilloso mundo de la acuarela.

· 30 PROYECTOS DE MÁS FÁCIL A MÁS DIFÍCIL Ponerte a pintar una flor o un tucán antes de saber usar el pincel no es la mejor forma de iniciarte en la acuarela. Lo ideal es empezar por algo sencillo e ir añadiendo complejidad a medida que avanzas. Y esto es precisamente lo que hace Jenna Rainey: te propone un proyecto distinto para cada día, partiendo del trabajo con las formas y los efectos más básicos hasta llegar a pintar bellos y complejos paisajes, auténticas explosiones de color.
· TRES SENCILLOS PASOS Cada proyecto está planteado en tres sencillos pasos: dibujar las formas y siluetas, elegir la gama de colores y, fnalmente, pintar en acuarela. La autora es tan clara y didáctica que lo difícil te parecerá fácil y, gracias a sus detalladas explicaciones e ilustraciones, ¡aprenderás sin darte cuenta!
· TÉCNICA Y ESTILO PROPIO Obtendrás los conocimientos básicos sobre el trabajo con acuarela —herramientas y materiales, teoría del color, uso del pincel…— y al mismo tiempo explorarás tu propia creatividad hasta llegar a territorios estilísticos y fantasiosos que probablemente desconocías.

Descripción técnica del libro:

218 páginas
Español
ISBN/EAN: 9788425232015
Edición digital en PDF
2020
Descripción
Descripción

Detalles

¿Quieres adentrarte en la técnica pictórica más espontánea y sorprendente, ganar confianza en ella y encontrar la mejor inspiración para desarrollar tu propio estilo? ¡Esta es tu guía! Un curso práctico en 30 días para lanzarte de una vez por todas al maravilloso mundo de la acuarela.

· 30 PROYECTOS DE MÁS FÁCIL A MÁS DIFÍCIL Ponerte a pintar una flor o un tucán antes de saber usar el pincel no es la mejor forma de iniciarte en la acuarela. Lo ideal es empezar por algo sencillo e ir añadiendo complejidad a medida que avanzas. Y esto es precisamente lo que hace Jenna Rainey: te propone un proyecto distinto para cada día, partiendo del trabajo con las formas y los efectos más básicos hasta llegar a pintar bellos y complejos paisajes, auténticas explosiones de color.
· TRES SENCILLOS PASOS Cada proyecto está planteado en tres sencillos pasos: dibujar las formas y siluetas, elegir la gama de colores y, fnalmente, pintar en acuarela. La autora es tan clara y didáctica que lo difícil te parecerá fácil y, gracias a sus detalladas explicaciones e ilustraciones, ¡aprenderás sin darte cuenta!
· TÉCNICA Y ESTILO PROPIO Obtendrás los conocimientos básicos sobre el trabajo con acuarela —herramientas y materiales, teoría del color, uso del pincel…— y al mismo tiempo explorarás tu propia creatividad hasta llegar a territorios estilísticos y fantasiosos que probablemente desconocías.

Jenna Rainey es artista, diseñadora y fundadora del Jenna Rainey Design Studio. Está especializada en acuarela, caligrafía y otros diseños dibujados a mano, y su trabajo ha aparecido en innumerables publicaciones y blogs, incluidos Martha Stewart Weddings, BuzzFeed, Knot, Lane y Nixon.

Índice de contenidos
Índice de contenidos

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

PRIMERA PARTE. TÉCNICA
Día 1 TRAZOS
Día 2 CURVAS Y CÍRCULOS
Día 3 LÍNEAS RECTAS Y TRIÁNGULOS
Día 4 COMPOSICIÓN
Día 5 TRAZOS COMPUESTOS
Día 6 CURVAS COMPLEJAS

SEGUNDA PARTE. FORMA, PERSPECTIVA Y LUZ
Día 7 CAPAS DE CLARO A OSCURO
Día 8 FONDO Y PRIMER PLANO
Día 9 MOTIVOS
Día 10 FUENTE DE LUZ Y SOMBREADO
Día 11 MEZCLA DE TONOS
Día 12 SOMBRA PROYECTADA

TERCERA PARTE. FIGURAS Y FORMAS COMPLEJAS
Día 13 ÁNGULOS Y PLIEGUES
Día 14 PINTAR POR SECCIONES
Día 15 COLORES COMPLEMENTARIOS
Día 16 LÍNEAS FINAS
Día 17 TOQUES DE LUZ, MEDIOS TONOS Y SOMBRAS
Día 18 GESTO

CUARTA PARTE. VALOR, VOLUMEN Y PROFUNDIDAD
Día 19 MOVIMIENTO
Día 20 VALORES
Día 21 SUJETO EN UN PAISAJE
Día 22 PERSPECTIVA ATMOSFÉRICA
Día 23 VALOR DE LA ESCALA DE GRISES
Día 24 VOLUMEN

QUINTA PARTE. APLICACIÓN
Día 25 PAISAJE ABIERTO: DESIERTO
Día 26 PAISAJE ABIERTO: SELVA
Día 27 ÚLTIMA PIEZA DEL DESIERTO (1)
Día 28 ÚLTIMA PIEZA DEL DESIERTO (2)
Día 29 ÚLTIMA PIEZA DE LA SELVA (1)
Día 30 ÚLTIMA PIEZA DE LA SELVA (2)
Día 31 Y MÁS ALLÁ

AGRADECIMIENTOS
SOBRE LA AUTORA
ÍNDICE

Lee un fragmento
Lee un fragmento

Introducción

Ay, la acuarela...

Su naturaleza luminosa es una verdadera belleza. La acuarela es salvaje e incontrolable y, al mismo tiempo, se deja contener. Es un medio visual que se mueve con facilidad en el papel, que explota y revienta metiéndose en las pinceladas de su entorno, creando así una textura y una profundidad que no se pueden encontrar en ningún otro tipo de medio.

¿Sabes lo que se siente cuando te has enamorado y no puedes soportar estar lejos de esa persona? Eso es lo que me pasó a mí con la acuarela. Ya lo sé, suena muy novelesco, pero es verdad: me obsesioné. Cuando no estaba pintando, estaba pensando en pintar. Me enamoré de la acuarela y empecé a estudiarla. Le dediqué miles de horas y descubrí así todos sus entresijos.

Mi madre y mis dos abuelas pintaban con acrílico y, aunque yo había intentado pintar alguna vez, había conseguido un resultado como mucho aceptable. Y sí, también había probado la acuarela cuando cursaba primaria. Pero cuando mi carrera profesional como calígrafa y diseñadora empezó a despegar, se cruzaron en mi camino los materiales de acuarela adecuados, y algo cambió para mí. Con el material correcto, el proceso era tan placentero que quise aprender más.

Este enamoramiento enseguida se convirtió en una parte importante de mi trabajo de artista plástica y diseñadora. He tenido la oportunidad de trabajar con clientes de todo el mundo, creando ilustraciones con acuarela para grandes marcas y artículos creativos de papelería para eventos como refinadas bodas de lujo. También he podido viajar y dar clases de acuarela a miles de alumnos a lo largo de todos estos años. Con mi experiencia docente, he aprendido a comunicarme con acuarelistas en ciernes y con otros más avanzados, a desgranar temas complicados en sus elementos más sencillos y más fáciles de entender. Tengo la posibilidad de compartir lo que he aprendido a la fuerza a partir de mis experiencias y mis errores. Así, he acabado descubriendo que la pintura a la acuarela consiste en aprender de los intentos fallidos y seguir desarrollando la memoria muscular y la técnica.

Al principio, me impuse el desafío de pintar temas más complejos de lo que creía que podía ejecutar. Incorporé mis conocimientos de técnicas básicas de dibujo y sombreado a temas más complejos. En todas las etapas de mi relación con la acuarela, acepté dónde me hallaba sin desanimarme con el resultado, aprendiendo a disfrutar del proceso e intentando, a la vez, aprender más sobre los intríngulis de la acuarela y cómo dominarla.

Ser acuarelista autodidacta me ha permitido saltarme las normas y aprender a la fuerza. He escrito este libro para ayudarte a que hagas lo mismo (y quizá para que evites algunas de las dificultades con las que me encontré), así que este es mi consejo inicial: déjate desafiar. Pinta de una manera distinta a como crees que deberías, y plantéate qué es lo que disfrutas de todo ello.

Al igual que en cualquier otra ocupación, mejorar como acuarelista conlleva trabajo, dedicación, práctica y, más que nada, paciencia. Paciencia contigo mismo para mirar los nuevos temas con otros ojos, con ojos de artista. Pero primero debes permitirte empezar por algo pequeño e ir creciendo, añadiendo más detalles y más complejidad a medida que avanzas. Lanzarse a pintar una flor o un tucán con muchos detalles antes de practicar técnica de pincel normalmente desembocará en una decepción; tienes que asentar unas destrezas básicas antes de abordar la forma y la estructura.

A lo largo de este libro desarrollaremos la memoria muscular y adiestraremos los ojos para que busquen formas básicas y curvas en todos los objetos. No importa que un objeto pueda parecer muy complicado y detallado en la superficie; todo lo que se pinta o se dibuja se puede descomponer en formas muy sencillas, como círculos u óvalos. Comenzaremos desarrollando buenas técnicas de pincel y pintura con la práctica de estas formas básicas, acostumbrando la mirada a que busque paletas de color unificadoras y cumpliendo las normas de la composición. Definiremos y crearemos formas más complejas a medida que avanzamos por nuestros treinta días juntos, edificando la práctica sobre unos cimientos firmes, para dotar constantemente a tu pintura de seguridad. Saber dónde y cómo empezar con un tema es una parte fundamental del proceso, y este libro te lo va a enseñar.

Espero que en estos treinta días disfrutes de aprender cosas sobre la acuarela y que también te inspiren para seguir pintando con una nueva sensibilidad sobre este medio y sobre ti como individuo creativo. Cuando ya tengas una base sólida, podrás desarrollar tu propio estilo. Acepta cada paso del proceso, incluso los intentos menos fructíferos, como una oportunidad para crecer. La acuarela puede resultar impredecible, pero también increíblemente manejable.

Si te apuntas al reto de #everydaywatercolor, estoy segura de que te sorprenderá la creatividad que bulle en tu interior: a veces simplemente hay que mirar las cosas desde otro prisma. Me encantará ver algunas de tus obras favoritas de entre todas las que irás creando a lo largo de tu travesía por este libro. Si participas en las redes sociales, usa la etiqueta #everydaywatercolor para subir tus creaciones. Me gustará mucho ver cómo es tu transformación durante el transcurso de estos ejercicios diarios de pintura. Empecemos por esos cimientos. ¿Te parece? (...)

Copyright del texto: sus autores
Copyright de la edición: Editorial Gustavo Gili SL

Opiniones

DANOS TU OPINIÓN

Escribir Tu Propia Revisión

Estás revisando: 30 días de acuarela

¿Cómo valoras este producto? *