9788425227295_06_x

Urban Sketching

Guía completa de técnicas de dibujo urbano

Thomas Thorspecken

21.5 x 28 cm
128 páginas
ISBN: 9788425227295
Rústica
2016 (1a edición , 3a tirada)

21 comentarios

7 valoraciones
Índice de contenidos
 
Prólogo              
 
Herramientas y tecnicas
Herramientas de línea   
Herramientas de color   
Cuadernos de dibujo      
Organización     
Clase de dibujo al natural            
Dibujo de figura humana             
Dibujo de trazos              
Dibujo de contorno        
Crear valor en blanco y negro    
Paleta de color 
Valor y color     
Leer el dibujo    
Retoques digitales          
 
Hacerse urbano
Salir del estudio
Dibujo in situ     
Miniaturas         
Composición     
Perspectiva: punto único             
Perspectiva: dos y tres puntos    
Perspectiva: curvas de tres puntos           
Perspectiva: verlo           
Espacio y distancia: interiores    
Espacio y distancia: exteriores   
Crónica de la mutación urbana  
El anclaje del dibujo       
Estudios detallados        
La naturaleza en la ciudad           
 
Habitar tu mundo           
Gente en contexto         
El dibujo habitado           
Animales urbanos           
Movimiento y acción     
Retratos urbanos            
Expresión           
 
Escoger un tema             
Vida callejera    
Vida en el parque            
Transporte         
Artes escénicas 
Vida laboral       
Vacaciones        
Edificios             
Cafés, bares y restaurantes         
Celebraciones   
Temas sociales 
Sucesos              
 
Índice onomástico          
Agradecimientos y créditos         

Texto del prólogo

El urban sketching tiene un atractivo universal, ya que este tipo de dibujo no tiene por qué anclarse en teorías u observaciones artísticas complejas y recargadas. Todo está a la vista y el dibujante solo tiene que plasmar lo que ve. Para el ilustrador, harto de estar aislado en un estudio, salir a dibujar a la calle supone un cambio apasionante. Cuanto más a menudo salgas a dibujar lo que pasa en la ciudad, más cerca estarás de convertirte en un reportero ciudadano. Las herramientas necesarias son tan básicas como un lápiz y un papel, así que es muy fácil empezar. A lo largo y ancho del mundo, y gracias al intercambio de ideas y conocimientos que permite Internet, los urban sketchers están reflejando lo peculiar de sus culturas y aprendiendo cosas unos de otros.

La verdad es que todo el mundo sabe dibujar. Como artista plástico, siempre he admirado la sinceridad aplastante de los dibujos que hacen los niños. Hay mucha gente que deja de dibujar porque cree que lo hace peor que los demás.Si evitas compararte con otros urban sketchers y solo aspiras a mejorar un poco cada día, la práctica del dibujo in situ siempre te resultará un placer. Por supuesto, es un trabajo laborioso, pero realmente lo más importante es adquirir la paciencia y la capacidad de ir más despacio y aprender a ver de verdad. La televisión y las películas tienen cortes de uno o dos segundos, de modo que parece que la vida va a un ritmo vertiginoso. Los fotógrafos hacen una foto e inmediatamente pasan a la siguiente. Tú debes calcular cuánto tardas en hacer un sketch y tener la voluntad de dedicarle ese tiempo todos los días. A mí cada uno de estos dibujos me lleva una hora o dos. Puede que no esté muy satisfecho mientras voy avanzando, porque el dibujo nunca es perfecto. Es importante aceptar las imperfecciones y seguir adelante. Unos días después, puede que lo vuelvas a ver y te des cuenta de que tampoco está tan mal. Siempre que no sea el peor dibujo que has hecho en tu vida, debes aceptarlo, compartirlo y seguir adelante.

La gente no responde igual ante un dibujo urbano que ante una foto. Un dibujo tiene algo más personal y más directo. La gente reconoce la destreza y la paciencia que se necesitan para elaborar un sketch. Hoy en día, la gente sufre un bombardeo constante de imágenes fotográficas, y un dibujo ofrece la diferencia de ser verdaderamente único. La gente, sobre todo los niños, ven el dibujo como un proceso mágico y se pararán a mirar por encima de tu hombro. En cuanto respondas a sus preguntas y les hagas una broma, podrás seguir con tu tarea y te dejarán trabajar en paz. Estos encuentros casuales conducen a menudo a otras oportunidades para dibujar e incluso a nuevas amistades. Cuando empieces a buscar ocasiones para dibujar, descubrirás de repente cosas que suceden a tu alrededor de las que antes no eras consciente. Si eres abierto y curioso, nunca se agotarán las historias interesantes que puedes contar con un dibujo y con tu percepción.

Las redes sociales posibilitan a los dibujantes conocer los sucesos mientras pasan: puedes compartir tu trabajo con los demás igual de rápido que otros medios más establecidos, como la televisión y los periódicos. Una vez que te comprometes a compartir tus dibujos y crónicas online, ya te has convertido en un reportero y mereces tener acceso a los acontecimientos que quieres cubrir. Buscar eventos y actos culturales, y enterarte de cómo acceder a ellos se convierte en una parte de tu trabajo. Cuanto más tiempo dibujes e informes sobre ellos a diario, más fácil te resultará poder asistir a ellos. Una vez que empiezas, todos los días se convierten en una aventura. Este libro ofrece observaciones sobre el proceso artístico: aprende qué te funciona mejor a ti y sal todos los días a descubrir el mundo que te rodea a través del dibujo. Comparte tus experiencias online y sigue dibujando.

Manifiesto del urban sketching:
1. Dibujamos in situ, a cubierto o al aire libre, plasmando directamente lo que observamos.
2. Nuestros dibujos cuentan la historia de nuestro entorno, de los lugares en los que vivimos y a los que viajamos.
3. Al dibujar documentamos un lugar y un momento determinado.
4. Somos fieles a las escenas que presenciamos.
5. Celebramos la diversidad de estilos de dibujo y utilizamos cualquier tipo de herramientas y soporte.
6. Nos ayudamos mutuamente y dibujamos en grupo.
7. Compartimos nuestros dibujos en Internet.
8. Mostramos el mundo, dibujo a dibujo.

Copyright del texto: sus autores
Copyright de la edición: Editorial Gustavo Gili SL